Reading Time: 2 minutes

En las calles Cuenca y Bolívar, se encuentra uno de los museos más hermosos de la ciudad, la Casa del Alabado, un Museo de Arte repleto de tesoros Precolombinos. Tiene 5000 piezas arqueológicas de las cuales se exhiben 500 de manera permanente. El gran tesoro que este lugar contiene se evidencia desde la entrada de su casa colonial restaurada del siglo XVII, el patio inspira tranquilidad y al entrar a las salas de exhibición la luz se atenúa y uno se sumerge por completo en el mundo precolombino

La exhibición no está organizada de manera cronológica como este tipo de museos suelen hacer, más bien se dividen por temáticas: el Inframundo, el Medio Mundo y el Supramundo dentro de los cuales se exhiben piezas de distintas culturas del Ecuador. Culturas como la Valdivia, Mayo‐Chinchipe, Chorrera, Jama‐Coaque, entre otros.

La restauración de la casa inició en el 2006 por la Fundación Tolita y finalmente el museo abrió sus puertas al público en el 2010. Caminar por las distintas salas es fascinante, no solo por las joyas arqueológicas que dejan a uno boquiabierto, pero también por el ambiente creado ya sea por el color de las paredes o la luz que se deja pasar. Las salas del inframundo (el universo donde habitan los creadores del tiempo) contienen colores marrones, con luces tenues que alumbran sutilmente las piezas, es una sensación de estar en un lugar donde predomina la oscuridad. Mientras que en los espacios del Medio Mundo (lo que habita sobre la faz de la tierra, nuestro mundo) y del Supramundo (donde habitan los seres divinos y heroicos como el shamán) la luz era más abundante.

  • 1
  • 0
  • 0
  • 0
  • 0
  • 1
  • 0
  • 0
  • 0
HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com