Reading Time: 3 minutes

Marco Ullauri es el artesano de cerámica artesanal en Quito, que elaboró la vajilla de Casa Gangotena. Hace más de 25 años se dedica junto a su esposa a trabajar innumerables piezas de cerámica. Todo inició cuando estudiaba economía, mientras su esposa cursaba arte y se inclinaba hacía la alfarería. Al observarla trabajar el barro, Marco decidió integrarse en su labor de forma en que los dos hicieron de este trabajo su modo de vida. Luego de estudiar juntos distintas técnicas en Talavera de la Reina, regresaron al Ecuador para poner en práctica los conocimientos adquiridos.

Platos cerámicos de Quito
Diferentes diseños de platos cerámicos hechos por Marco.

Uno de los retos más importantes que enfrentaron al regresar, fue el reemplazar la cerámica de las cúpulas más grandes de toda Latinoamérica; las de la iglesia La Compañía. Colocó un total de 10.470 baldosas, todas distintas pero uniformes, en tonos turquesas, ocre, blanco y negro. Para ello usó una técnica que replicaba a la antigua, pero con la tecnología actual. Desde entonces él aplica un nuevo concepto que consiste en contemporizar la tradición lo que implica dinamizarla, traerla hacia el presente, con tecnología y calidad actual.

Su taller es su principal orgullo, es completamente autosuficiente. Todos los insumos y recursos que utiliza son elaborados dentro del mismo taller.

Lo importante para elaborar cualquier pieza en cerámica es el fuego. “Él te da humildad, porque con él no hay discusión, es implacable. A la tierra la puedo manipular, al fuego lo intento controlar, pero es terrible,” dice.

Objeto cerámico de Quito, Ecuador
Marco incorpora detalles de la historia y elementos quiteños en su trabajo.

“La vida es una suma de improntas, un cuadro es una suma de improntas. Esa es la belleza de la vida, el captar las marcas que te deja la vida, que te dan el pincel, el color, el óleo. En la vajilla de Casa Gangotena hay muchas de ellas. Eso es la vida, las improntas.”

Byron Rivera, el Director Gastronómico de Casa Gangotena, lo contactó después de haber visto sus platos en un sitio de la ciudad. Las piezas de la vajilla de Casa Gangotena son todas distintas, sin embargo son todas armónicas.  Para su realización, Marco usó una técnica llamada cristalización, la cual es el resultado de un fenómeno del comportamiento de los materiales en condiciones especiales, tanto térmicas como atmosféricas y su reto, es hacer crecer el cristal.

“Es como dar la vida, esto de lo magnético, el atraer el cristal. Y de pronto sale un cristal, yo digo así se formó la vida. Es eso, se une una molécula con otra, luego forman células, etc. Es similar a dar la vida uno pone la semilla pero no sabe cómo se va a cristalizar.”

Comida de Casa Gangotena en un plato cerámico
Casa Gangotena sirve su comida en platos cerámicos para crear una conexión con la tradición quiteña.
  • 1
  • 0
  • 0
  • 0
  • 0
  • 0
  • 0
  • 0
  • 0
           LLÁMANOS
HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com